miércoles, 5 de diciembre de 2012

21 de Diciembre, Inicio de un Nuevo Ciclo



El 21 de Diciembre del 2012 no será el fin del mundo como muchos puedan creer. Tampoco habrán 3 días de oscuridad, tampoco vendrá el Hercólubus o Ajenjo o Nibiru o el planeta X que muchos dicen que alterará La Tierra y su  eje físico, o quizás una gran llamarada solar que freirá cuanta vida exista. Son teorías, muchas de ellas producto del miedo generado, que no habrán de suceder.

Sin embargo, ese día termina uno de los varios  calendarios de los Mayas, el de la "Cuenta Larga", que nos sitúa en el fin de un ciclo y el comienzo de otro. Es como si nuestro calendario llegara al 31 de diciembre pero para continuar en un nuevo año, pero en este caso, un año trascendental ya que marca en la mente y el corazón de los hombres un antes y un después.
 
Nuestro Planeta está ascendiendo.

Según los estudios efectuados y guiados también por la experiencia de contacto con amigos extraterrestres, nuestro planeta tiene vida y sigue su propia evolución, una evolución muy ligada a la misma humanidad. Nuestro planeta está ascendiendo en su evolución, está pasando de un nivel de tercera dimensión de conciencia a uno de cuarta dimensión de conciencia. Este proceso está generando una serie de cambios y transformaciones no sólo a niveles físicos, geológicos, geográficos sino y ahora en mayor medida a niveles interiores en la gente y en el aspecto social, preparando en una especie de parto planetario, el nacimiento de un mundo nuevo y de una nueva humanidad.

Los ciclos terminan y vuelven a empezar.

Los mayas habían dividido el movimiento de rotación que hace nuestro sistema solar, como parte de las Pléyades en 5 ciclos. En total dicho giro dura 25,625 años, al cual denominaron el "Día Galáctico" y a cada uno de esos períodos de 5,125 años lo denominaron como : Amanecer, Mañana, Mediodía, Tarde y Noche.

Según esto, estaríamos saliendo de la "Noche", un ciclo que empezó en el 3,113 A.C y que terminará el 21 de Diciembre del 2012. Y con ello se dará inicio al "Amanecer" de un nuevo Día, es decir un nuevo ciclo de 5,125 años. Es como si hubiéramos estado viviendo en una etapa de “oscuridad” a todo nivel y estamos ingresando a una etapa  evolutiva en donde recibiremos una mayor Luz irradiada desde el centro de la Galaxia, ya que en su movimiento de rotación nuestro sistema solar, y en especial nuestro sol, transitará por el Ecuador de la Galaxia donde fluirá mucha Luz y grandes rayos sincronizadores alineándose con la energía del Universo, y nuestro planeta iniciará con ello un tiempo en donde se  beneficiará con la nueva incidencia de la Luz del Sol Galáctico que llegará con mayor intensidad. A través de la Luz Solar nos estarían llegando nuevos códigos, nuevos patrones de evolución, así como nueva información que a manera de programas de vida buscan influenciar el avance físico, mental y espiritual.

Por otro lado, para algunos, ahora dejamos atrás la Era de Piscis para ingresar a la Era de Acuario, y así como el  aguador vierte su cántaro, así estamos ya en un tiempo en que se vierte la información, una información que debe llegar a todos, en los distintos niveles y lo que ello entraña, para procurar romper viejas ataduras, viejos esquemas y ascender conjuntamente con nuestro Planeta a una nueva dimensión del Ser.

Para otros, luego de un tiempo de revelaciones (apocalíptico) dejaremos atrás la Tierra antigua para dar paso a una Nueva Tierra con un Nuevo Cielo, tiempos de Paz, de Amor y de Luz.
 
Un Nuevo Tiempo

También podríamos decir que en este proceso de ascención dimensional de la conciencia tanto planetaria como humana, estamos ya en el final de los tiempos, es decir, NO el final del tiempo, o la destrucción total sino dos tiempos que se juntan y se unen para ser Uno, un Tiempo Real y un Tiempo Alternativo.  Un Tiempo Alternativo propio de mundos de 3era dimensión con una conciencia irreal o en maya o ilusión que se estaría terminando, en un proceso gradual,  para fusionarse a un Tiempo Real o verdadero, propio de una conciencia superior donde prima el Espíritu.

Es decir, estamos ingresando a un tiempo marcado por la vivencia espiritual, un tiempo a ser vivido con conciencia de un tiempo presente, del aquí y el ahora, en un tiempo realmente sin tiempo, en que las luchas o las diferencia y guerras se irán terminando para dar paso a lo armónico, la unión entre todo y todos y con ello llevar nuestros cuerpos, nuestras emociones, nuestros sentimientos, actitudes, etc. a una nueva vibración más sutil.

Ello primará después del 21 de diciembre del 2012, y todo será ya un proceso GRADUAL, con sus idas y venidas naturales, pero determinante.  Ascendemos así a un nivel de conciencia distinto en el que la conciencia de tercera dimensión se acopla a la de cuarta dimensión de conciencia, ampliándola y creciendo en la evolución.

La Ascención y el 21 de Diciembre 2012.

En realidad este Nuevo Tiempo prácticamente ya se ha iniciado, ya nos llegan las Nuevas Energías y unos más que otros están abiertos a sentirlas y percibirlas,  y solo nos resta continuar sintonizándonos y adecuándonos. La Luz nos llega como un proceso que se inicia por onda natural y los ciclos empiezan y terminan como procesos igualmente naturales. Sólo hay que buscar adaptarse y recordar quienes somos. Somos pasado, presente y futuro.  Y ha llegado el momento en que nuestro paradigma irá cambiando, el de ser seres humanos viviendo experiencias espirituales a comprender que somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

¿Será el 12 y el 21 de Diciembre fechas de quiebre del proceso de ascensión que vive nuestro mundo, del ingreso a una nueva Era Dorada? ¿Cómo estamos respondiendo nosotros a este nuevo ciclo que se inicia a nivel cósmico, a nivel sistema solar y a nivel planetario? ¿Estamos dispuestos a ello? Aprovechemos esas fechas referentes en que la humanidad a través de grupos, meditaciones, oraciones y generación de positivismo se unirán para ello. Ciertamente, el proceso de ascensión de nuestro planeta es definitivo y busca en nosotros definiciones. Celebremos conjuntamente dichas fechas marcadas quizás en el inconsciente colectivo. Quizás mucha gente pidió estar presente en este momento evolutivo para acompañar a nuestro Planeta en este proceso de conexión a un Nuevo Tiempo. Es momento pues de Conectarse cada uno con su propio ser, eh allí lo primero. Son tiempos de reconexión.

Y recordemos que una clave es el SOL pero la gran clave es el AMOR.

Encuentro con el maestro interior

Estamos ya en tiempos de no jalar ni llevar a la gente. Nadie tiene que traer ni llevar a nadie, sólo compartir. En este tiempo será la característica: Compartir y sembrar unión, buscando paz interior y entre todos.
La idea es no seguir o que lo sigan a uno, y gradualmente ya no será el tiempo de buscar maestros, ni líderes religiosos o espirituales, ni contactados, ni nadie a quien seguir, ni grupos que nos marquen el camino. Todos nos veremos como seres encaminados a la evolución, todos pueden y deben poder. Cada uno deberá cultivar ser su propio maestro, su propio líder, ya que si bien representamos el encuentro con el maestro, también somos el maestro encontrado, un encuentro realmente consigo mismo y aprender a activar entre todos el ser amigos en el caminar. Ya no son tiempos de sembrar separación, ni distancias. Todo se junta y se une, y el asunto es aprender a desarrollar un encuentro con uno mismo y con los demás. Quizás sólo así, se podría hablar de encuentros con otros seres.

Las nuevas energías procedentes de nuestro sol y por ende de nuestro Centro galáctico actúan pues como impulsadoras y generadoras de nuevas vibraciones, depurando, acelerando y haciendo que todas las vibraciones de todos los seres vayan en aumento. Nuestro Planeta está evolucionando, está ascendiendo en la escala evolutiva, sirvámonos de ese trampolín que crea nuestro mundo para acompañarlo en su proceso de ascención evolutiva.

El 21 de diciembre del 2012, acompañemos el inicio del “Amanecer” de un “Nuevo Día” y abracemos el inicio de este nuevo ciclo,  de la Nueva Era Dorada y esperada y que tal vez desde vidas atrás nos preparamos para llegar aquí y aprovechar de este tiempo y ser como mutantes en esta gradual transformación planetaria y de la humanidad.

En realidad, ahora ha llegado el tiempo en que el tiempo es ahora.

Comentarios del blog MISION RAHMA TRUJILLO